Los fundadores de Unity, Charles y Myrtle Fillmore, creían que al aceptarnos los unos a los otros expandimos nuestra conciencia espiritual.

Hoy, después de más de 100 años, Unity todavía se dedica a ayudar a TODAS las personas a descubrir un camino positivo para la vida espiritual.

El movimiento de Unity es abierto y le da la bienvenida a todas las personas, sin importar su raza, color, género, edad, credo, religión, nacionalidad, origen étnico, discapacidad física u orientación sexual.

LOS PRINCIPIOS BÁSICOS

Las cinco ideas básicas que conforman el sistema de creencias de Unity son:

  1. Dios es la fuente y el creador de todo. No hay otro poder duradero. Dios es bueno y está presente en todas partes.
  2. Somos seres espirituales, creados a la imagen de Dios. El espíritu de Dios vive dentro de cada persona; por lo tanto, todas las personas son inherentemente buenas.
  3. Nosotros creamos las experiencias de nuestra vida a través de nuestra forma de pensar.
  4. Hay poder en la oración afirmativa, lo que creemos aumenta nuestra conciencia de Dios.
  5. El conocimiento de estos principios espirituales no es suficiente. Debemos practicarlos.

Unity enseña que todas las personas han sido creadas con valor sagrado y que nadie existe fuera del corazón de Dios. Sus principios básicos establecen que Dios es bueno, y debido a que todas las personas existen dentro de Dios, ellas son inherentemente buenas. Para reflejar su inclusión, Unity emitió una Declaración de Diversidad formal en 1995: “Creemos que todas las personas han sido creadas con un valor sagrado. Por lo tanto, reconocemos la importancia de servir a todas las personas dentro de la familia de Unity en lo espiritual y lo emocional.”

Le invitamos cordialmente a nuestro servicio dominical para que pueda experimentar nuestra cálida y acogedora congregación. Nos reunimos el segundo y el cuarto domingo de cada mes a las 12:00 p.m.